Escucha esta nota aquí

El AC Milan, pese a una plantilla diezmada por los casos de Covid-19 y los tres ausentes debido a la Copa de África de Naciones, inició perfectamente el año derrotando al AS Roma (3-1), este jueves en San Siro. 

Los Rossoneri (segundos en la clasificación) se colocan provisionalmente a un punto del líder, el Inter de Milán, cuyo partido previsto en Bolonia en la 20ª jornada no se disputó debido a casos de Covid en la plantilla del equipo local. 

Con Zlatan Ibrahimovic suplente, el francés Olivier Giroud fue el protagonista al abrir de penal el marcador para el Milan (8), tras una mano del inglés Tammy Abraham, y después estando en el origen del segundo gol marcado por el brasileño Junior Messias (17). 

La Roma reaccionó pero se encontró con las paradas del francés Mike Maignan, aunque acabó encajando un gol anotado por Abraham (40). 

Los Giallorossi, cuya plantilla se vio menos diezmada que los Rossoneri (cinco positivos), acabaron cediendo en el segundo tiempo, reducidos a diez por la expulsión del holandés Rick Karsdorp (74) y luego a nueve tras una tarjeta roja a Gianluca Mancini (90+3).

Primero salvados dos veces por los palos, los romanos acabaron encajando un tercer gol, anotado por el portugués Rafael Leao, tras centro de Ibrahimovic (82). 

El gigante sueco, que había entrado en lugar de Giroud, perdió la ocasión de participar en la fiesta, fallando un penal en el tiempo adicional.

"Sabía que íbamos a jugar bien hoy. Esta victoria es una gran señal sobre cómo necesitamos jugar en la segunda parte de la temporada", resumió el técnico del Milan, Stefano Pioli, a la cadena DAZN.

La Roma (7º) sigue a seis puntos del Top 4 y recibirá a la Juventus el domingo sin los dos expulsados del duelo contra el Milan: el año podría haber comenzado mejor para José Mourinho.

- Nápoles logra punto en Turín -

Por su parte, el Nápoles logró un valioso punto en el campo de la Juventus de Turín (1-1).

El empate satisfizo a un Nápoles que ocupa la tercera posición en la tabla, a seis unidades del Inter, y que jugó disminuido por varias bajas, frente a una Juventus (5º) que está a tres puntos del Top 4, que marca la clasificación a la Champions. 

Federico Chiesa, alejado de los terrenos de juego desde finales de noviembre por lesión, firmó su retorno el lograr el empate para la Juventus (54), cuando el Nápoles había abierto el marcador por medio del belga Dries Mertens (23). 

Nápoles, privado de cinco jugadores que dieron positivo y están en cuarentena, decidió alinear a tres futbolistas oficialmente también colocados en cuarentena como casos  contacto. 

Además del Bolonia, otros tres clubes (Salernitana, Torino y Udinese) fueron bloqueados también por sus autoridades locales, por lo que sus rivales (Venecia, Atalanta y Fiorentina) les esperaron en vano, en una jornada con cuatro partidos aplazados debido al covid.

Fiel a una línea establecida la pasada temporada, la liga italiana había mantenido el programa de la 20ª jornada. Corresponderá ahora a la justicia deportiva infligir una derrota a los equipos que no pudieron jugar o reprogramar los partidos.

Esta situación rocambolesca podría reproducirse el domingo, ya que las medidas aplicadas contra Bolonia, Torino y Udinese seguirán en vigor. 

"Asistimos a una situación confusa. Las autoridades sanitarias locales deciden de forma independiente y vemos que Verona va a La Spezia con diez jugadores que han dado positivo y otros equipos se ven bloqueados con menos casos positivos", lamentó Giuseppe Marotta, administrador delegado del Inter.

Comentarios