Escucha esta nota aquí

Cabizbajo y con una notoria molestia por el resultado, así terminó el presidente de Oriente Petrolero, Yimy Montaño, después de la derrota del equipo refinero ante Águilas Doradas de Colombia. Habló con algunos medios de comunicación y manifestó que se pueden venir cambios en el club, con el único fin de intentar levantarlo en todos los ámbitos.

Montaño reconoció que el momento que viven en el campamento verdolaga no es de los mejores. “No estamos en una buena situación y, si institucionalmente le conviene al club algún cambio, no tengo problema en que se origine desde la cabeza”, expresó el titular refinero, que anteriormente había hecho varios ademanes de impotencia en la pista atlética.

El directivo remarcó que la situación no es nada agradable e hizo hincapié en que estaba dando la cara y llamó a tener la misma actitud al resto de los que componen el club verdolaga. “Le pedimos mil disculpas, espero que mis jugadores y el cuerpo técnico cuando tenga que dar la cara lo hagan”, enfatizó Montaño, que habló del esfuerzo que han puesto para llevar adelante a la institución y sobre todo del “corazón” que le pusieron.

 

Comentarios