Escucha esta nota aquí

Esta es otra gran oportunidad para que Lucas Mugni muestre su valía. El 10 de Oriente será el encargado de ponerse el equipo al hombro, tal como lo hizo en los últimos partidos de los albiverdes (excepto el duelo del domingo ante el Tigre, en La Paz, donde el argentino no jugó).

En el duelo de ida ante Águilas Doradas, en Colombia, Mugni fue el mejor. Manejó el medio los tiempos de su equipo y generó las mejores jugadas ofensivas de los refineros, por si fuera poco anotó el gol que daba la victoria hasta los últimos minutos, aunque por mala suerte también anotó en contra, en su afán de despejar con la cabeza un tiro libre del rival.

El 10 ya está adaptado al equipo y a la idea del entrenador, que desde que comenzó la temporada apostó por un sistema táctica con línea de tres. Mugni jugó como carrilero y también como volante interior, posición en la que se siente más cómodo y en la que hoy jugará.

Antes de jugar con el Tigre sin ocho titulares, Oriente consiguió una racha de tres triunfos seguidos en el Apertura y Mugni determinante para esa seguidilla que hizo recuperar terreno en la tabla de posiciones. El argentino es uno de los más efectivos del equipo, pues ya lleva cuatro tantos, igual que Mauricio Sperduti, ambos por detrás de Castillo.

Esta noche, Lucas estará acompañado por el colombiano Cleider Alzate, con el que deben ser los conductores de este equipo albiverde que está obligado avanzar de fase. Un empate sin goles bastará, luego del 1-1 de la ida.

Comentarios