Escucha esta nota aquí

Con la suerte echada en lo futbolístico, en Oriente se vienen tiempos de cambio de cara al próximo torneo, luego del fracaso en este Apertura, en el que la dirigencia hizo un esfuerzo económico importante para pelear por el título, lo que en ningún momento sucedió. Es un hecho que quedarán solo dos extranjeros: Lucas Mugni y Norberto Palmieri, el resto de los cupos serán remplazados por refuerzos en busca de cambiar la mala imagen de la primera parte del año.

Mugni fue el más destacado, vino de menos a más y se convirtió en un jugador clave en la mitad de la cancha, donde sobresalió en casi todos los partidos, a pesar de que no pudo encontrar un socio ideal para exponer su mejor nivel.

Aún así, al 10 refinero le bastó para meterse a la hinchada en el bolsillo gracias a su buena técnica, calidad y predisposición para sacrificarse jugando muchas veces como carrilero izquierdo, donde mostró ida y vuelta.

Lucas fue uno de los que más partidos jugó en lo que va del año. Estuvo en 24 de 26 encuentros jugados, incluidos los dos contra Águilas Doradas de Rionegro, de Colombia, por la Copa Sudamericana. Siempre fue titular.

Por su lado, Palmieri también se ganó un lugar en el plantel por la entrega y buen rendimiento que mostró poco a poco. Además, el volante central es una apuesta del club porque tiene 23 años y a ese ritmo se puede convertir en un pilar para lo que viene.

El argentino jugó 18 encuentros, de los cuales fue titular en 16 ocasiones; es más, su buen desempeño hizo que el DT Mauricio Soria decida poner a dos volantes en la zona de contención, aunque Enrique Áñez tuvo más libertad para crear desde que Palmieri estuvo a su lado.

Fueron siete los jugadores extranjeros que llegaron este año: los argentinos Mugni, Palmieri y Mauricio Sperduti, el colombiano Cleider Alzate, el costarricense Yendrick Ruiz y los brasileños Jomar Herculano y Sergio Raphael. Aunque solo seis fueron inscritos para el torneo local (ese es el cupo permitido), debido a que Jomar se lesionó y su cupo lo ocupó Sergio Raphael.

Los brasileños ya no están, por lo que quedan cinco extranjeros. El presidente del club, Yimy Montaño, ya dijo que remplazarán las otras tres plazas de foráneos. Sperduti, Alzate y Ruiz no han colmado las expectativas y todo apunta a que estos serán sus últimos días en filas albiverdes.