Escucha esta nota aquí

La española Garbiñe Muguruza, vigente campeona de Roland Garros, superó una situación comprometida ante la estonia Anett Kontaveit (53ª) para ganar 6-7 (4/7), 6-4 y 6-2, este miércoles en la segunda ronda de Roland Garros.

Muguruza tuvo que remontar una rotura de retraso en la segunda manga ante la jugadora báltica, que ganó a la española en Stuttgart y que de nuevo la puso en apuros por su potencia y regularidad desde el fondo de la pista.

 "Ocurrieron dos cosas, yo estaba un poco nerviosa y ella ha jugado muy bien, fue muy agresiva e intentó aprovechar cualquier oportunidad. Sabía que sería una dura batalla y como había perdido contra ella recientemente, jugué un poco diferente y me permitió ganar", dijo Muguruza en rueda de prensa.  

La kazaja de 22 años es una de las jugadoras con más futuro del circuito. El año pasado complicó las cosas a Serena Williams en los cuartos de Roland Garros.

 Tras caer en el primer set, Muguruza tardó en recuperar el 'break' de inicio logrado por Kontaveit en el segundo. Gestionó a la perfección la presión y logró devolver la rotura en el sexto juego. A partir de entonces su juego mejoró muchos enteros, atacando con potencia a su rival.

"Me dije, ella tiene que luchar muy duro y yo no me puedo dejar ir. Seguí luchando, le di la vuelta a la situación y seguí hasta el final. Hace varias semanas que estoy jugando bastante bien, hoy ha sido un gran partido", continuó la jugadora nacida en Caracas.

 La número 5 mundial jugará por una plaza en octavos ante la kazaja Yulia Putintseva. "No cambiaré mi estilo de juego. Acudiré con la alegría de jugar ante esta nueva aventura que me espera. ¡Dejadme disfrutar!", añadió entre bromas.

Comentarios