Escucha esta nota aquí

René Domingo Taritolay falleció este martes a los 81 años. Fue un futbolista argentino naturalizado boliviano que dejó huellas en el balompié nacional en la década de los años 60 y 70.

Nació en la población de Ledezma, provincia de Jujuy. Llegó al país en 1966 para defender los colores de Bolívar. Jugó dos temporadas con la camiseta de la academia paceña.

En 1972 lo contrató Oriente Petrolero para jugar la Copa Libertadores y con los albiverdes logró títulos departamentales y nacionales como el de 1979, cuando el equipo refinero formaba parte de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

Estando en Oriente asumió la nacionalidad boliviana, lo cual hizo que integre la selección que disputó las Eliminatorias del Mundial Argentina 1978.

En ese equipo nacional tuvo compañeros como Erwin ‘Chichi’  Romero, Carlos Aragonés y Ovidio Messa, figuras de ese momento en el fútbol boliviano.

 Quienes lo vieron jugar comentan que fue un volante mixto de ida y vuelta y con gran capacidad para los tiros libres.

Tras un corto retorno a su país, ‘Tari’, como le decían sus compañeros y amigos, volvió a Bolivia en 1976 para jugar en Destroyers y posteriormente en Blooming. En 1979 ficha nuevamente en Oriente Petrolero con el que se consagró campeón. Se retiró en 1980.

“Fui un número ocho que manejaba bien las dos piernas”, dijo en cierta ocasión cuando un periodista le preguntó sobre sus virtudes en el campo de juego.

‘Idolo de Gimnasia y Esgrima de Jujuy

Taritolay también tuvo un destacado paso por Gimnasia y Esgrima de Jujuy, en Argentina. Fue campeón con el Lobo jujeño, club que lo tuvo en sus filas entre 1969 y 1971.

Comentarios