Escucha esta nota aquí

Fue un partido muy inteligente de Nápoles. Dejó que Juventus tuviera la pelota, pero que se desordenara por la impaciencia de no saber qué hacer con ella. Los dirigidos por Gennaro Gattuso fueron muy eficientes a la hora de marcar y salir en ataque.

El primer tiempo tuvo las aproximaciones de Cristiano Ronaldo y Betancurt, sin mucho peligro, mientras que Insigne estrelló un balón en el palo para el Nápoles.

La segunda mitad fue aún mejor para los napolitanos. Estuvieron bien parados y tuvieron mortales contragolpes en los que desnudaban las falencias defensivas de Juventus y Buffon fue el héroe del equipo de Turín.

Al final del compromiso, tras un tiro de esquina, entre Buffon y el palo salvaron a Juventus del gol de Nápoles y el encuentro terminó 0-0, por lo que se decidió desde el tiro penal.

El primer remate estuvo a cargo de Dybala, pero el argentino no pudo vencer al arquero napolitano y la tendencia comenzó a marcarse para los de Gattuso, quienes ganaron la Copa de Italia por 4-2. Cristiano llegó a rematar desde los 12 pasos pues su equipo eliminado antes de que le llegara el turno. Dybala falló y Danilo la mandó a las nubes./(El Tiempo/20 JUN 2020)