Después de los choques del día todas las selecciones habrán disputado su primer partido mundialista

24 de noviembre de 2022, 9:13 AM
24 de noviembre de 2022, 9:13 AM


Uno con viento a favor y etiqueta de favorito; el otro sin equipo y sufriendo para clasificar a su país a Qatar. El Mundial-2022 verá este jueves el debut de dos estrellas planetarias, el brasileño Neymar y el portugués Cristiano Ronaldo.

Después de los choques del día todas las selecciones habrán disputado su primer partido mundialista.

Últimos en aterrizar en suelo catarí, los brasileños inician su camino en el mismo lugar al que esperan regresar para finalizarlo: el estadio de Lusail, donde se jugará la final el 18 de diciembre y donde se enfrentan en su primer partido a Serbia.

En su grupo, Suiza levantó el telón en el primer turno del jueves, con una victoria 1-0 sobre Camerún, con un solitario tanto de Breel Embolo, un jugador precisamente nacido en ese país africano.

El estatus de gran favorito de Brasil para un sexto título se ve reforzado por la cascada de lesiones entre la campeona del mundo Francia y la derrota traumática de la Argentina de Leo Messi contra Arabia Saudita el martes (2-1).

Ese revés del gran rival sudamericano "sirve como análisis, como reflexión. No hay grandeza ni facilidades mayores o menores en un Mundial", avisó el seleccionador Tite, consciente de la considerable presión que pesa sobre sus jugadores. Brasil espera desde hace 20 años para coser una sexta estrella en su elástica.

Brillante desde el inicio de temporada con el París-SG, 'Ney' no ha esperado y mostró en Instagram una foto con las seis estrellas. ¿Un signo de arrogancia en el delantero del PSG? "Simplemente, un soñador", le defiende Richarlison.

Ronaldo jugará el Mundial sin equipo 


- Stojkovic, sin miedo a Brasil -

La derrota del miércoles de Alemania contra Japón (2-1), segunda gran sorpresa de este inicio de competición, suena como un nuevo llamado a estar alerta para Neymar y sus compañeros.

Tanto más por cuanto Serbia no se presenta como un convidado de piedra. "Nadie me da miedo en este mundo, ni siquiera Brasil", exclamó el entrenador serbio, Dragan 'Piksi' Stojkovic.

Centrocampista organizador de la última selección de la extinta Yugoslavia, tiró de ironía para responder a una pregunta sobre el potencial ofensivo brasileño. "¿Vosotros decís que los brasileños van a jugar con cuatro delanteros? ¡Entonces es el final para nosotros! Brasil tiene la opción de tener cuatro delanteros, pero tendrá que haber alguien en la defensa, ¿no?", sonrió.

Sobre todo, porque aunque no da todas las garantías en la zaga, su equipo no carece de argumentos ofensivos, con jugadores que militan en los grandes campeonatos europeos, como el experimentado Dusan Tadic, Aleksandar Mitrovic, y sobre todo Dusan Vlahovic, el arma número uno de las Águilas, sucesor en la Juventus de Turín de Cristiano Ronaldo, la otra gran estrella en entrar en escena el jueves.

El portugués, que viene de rescindir de común acuerdo su contrato con el Manchester United luego de hacer públicas las disensiones internas, asegura que este serial "no hará tambalearse" a su selección.