Escucha esta nota aquí

“Hay que hablar y reponerse de inmediato; no hay más tiempo”. La frase de Lucas Mugni tras la caída de Oriente ante Aurora el domingo fue clara. No hay espacio. Los albiverdes, hoy a cargo del interino Marín Camacho, están obligados a levantarse porque el miércoles reciben a Real Potosí, en Warnes (partido reprogramado por la segunda fecha), y una victoria urge más que nunca ahora que han quedado relegados.

Y en procura de encontrar variantes, aparece como alternativa Nicolás Franco, el delantero argentino que el domingo ingresó por Norberto Palmieri y que marcó el gol del descuento tras gran habilitación de Mugni.

Franco no ha jugado los últimos dos partidos de titular porque Camacho se la jugó por Castillo, que tras varias semana, se repuso de un problema muscular. Sin embargo, el ‘Negro’ no encuentra su nivel y ya comenzó a ser criticado.

El útimo partido de Franco desde el inicio fue ante Destroyers, y aunque ese día desechó varias ocasiones claras, terminó marcando uno de los goles tras centro de Jhon García. Pero además, sus chances se acrecentaron porque el ‘Negro’ está en horas bajas, sigue lento y no ha logrado marcar desde que volvió a gozar de la confianza del técnico. En el clásico ante Blooming deambuló y ante Aurora, en el Félix Capriles, desechó la chance de marcar.

El ingreso de Franco obliga a mover sobre todo el medio campo por el tema de los cuatro extranjeros permitidos. Los otros tres serían el zaguero Nogueira y los volantes Pablo Ruiz y Mugni.

El que debe ir al banco es el argentino Palmieri, que le dejará su lugar a Sebastián Gamarra tal y como sucedió en el triunfo ante San José en el Tahuichi. Gamarra hará dupla en la contención junto a Daniel Rojas, el otro jugador sub-20 que tiene el equipo y que se sigue afianzando. En realidad, Oriente puede formar con Quiñónez; Áñez, Nogueira Cuéllar y Olguín; Rojas, Gamarra, Ruiz, Mugni y García; y Franco.

El zaguero Olguín seguirá ocupando el carril izquierdo porque Julio César Pérez todavía no se ha repuesto del problema de la rodilla que lo apartó del clásico ante Blooming y del choque ante Aurora en el estadio Capriles. La práctica de hoy en San Antonio será determinante, aunque ya se anticipó el posible equipo. Luego de la derrota ante Aurora, las alarmas en Oriente siguen encendidas y los jugadores saben que ya no se puede fallar, sobre todo ahora que están relegados.

Comentarios