Escucha esta nota aquí

El delantero colombiano Rafael Santos Borré tuvo su noche mágica al anotar cuatro tantos en la goleada por 6-1 de River Plate sobre Godoy Cruz el fin de semana, en la sexta fecha de la Copa de la Liga de fútbol de Argentina.

Pero su compatriota Frank Fabra, lateral del archirrival Boca, fue noticia por agredir a un compañero durante el partido que terminó en derrota de su equipo frente a Talleres (2-1), escuadra que dirige el uruguayo Alexander Medina.

Otro colombiano, Diego Valoyes, fue el que sentenció a los 'xeneizes' sobre la hora en La Bombonera.

- Póker de Borré -

Borré abrió la cuenta a los 5 minutos, y luego anotó a los 19, a los 35 y a los 47, todos goles hechos a un toque dentro del área, como parte de una noche fantástica del equipo del exitoso entrenador Marcelo Gallardo, que recuperó la eficacia a expensas del ‘Tomba’ mendocino.

El delantero nacido en Barranquilla, de 25 años, anotó los cuatro goles en un partido por primera vez en su carrera, y lleva ya 52 goles desde su llegada a River en agosto de 2017, lo que lo sitúa como máximo artillero del ciclo de Gallardo, que comenzó en 2014.

"Me genera mucha felicidad haber pasado la barrera de los 50 goles. Al principio no fue fácil, pero me adapté al equipo. Mis compañeros me facilitaron todo, hoy soy lo que soy gracias a ellos y al cuerpo técnico que me tuvo paciencia. Los compañeros me hicieron todo más fácil”, expresó Borré.

"Estoy muy contento en River, me siento muy feliz aquí y me quedo hasta junio", agregó el atacante, que finalizará su contrato a mediados de año y ya desestimó un par de importantes ofertas para llevar sus goles a Brasil pero, según la prensa local, podría ser tentado desde Europa en las próximas semanas.

En el mismo encuentro, el chileno Paulo Díaz no tuvo problemas en la zaga y hasta aportó en la creación de un gol ‘millonario’, mientras que el charrúa Nicolás de la Cruz sumó despliegue y movilidad por el frente de ataque, y el colombiano Jorge Carrascal entró en la segunda parte, pero con poco para destacar.

- Sorpresiva bofetada -

Fue un mal partido del equipo boquense auriazul ante los 'tallarines' de Córdoba. La caída incluyó una insólita discusión en la que Carlos Izquierdoz le recriminó a Fabra que no tomó la marca de Valoyes en el centro previo al gol de Carlos Auzqui.

El defensor colombiano reaccionó de mala manera, con un manotazo en la cara de su compañero que le podría haber costado la expulsión, y luego el entrenador Miguel Russo reemplazó a Izquierdoz ante la necesidad de revertir el resultado.

A Fabra le cometieron un penal no sancionado a pocos minutos del final, pero el lateral tuvo una mala noche, ya que nunca pudo marcar bien a Valoyes, que marcó el segundo tanto de Talleres en el tiempo de descuento.

También fue mediocre el partido del colombiano Sebastián Villa, que entró poco en juego y no logró desequilibrar con su velocidad, mientras que su compatriota Jorman Campuzano debió ser reemplazado en el entretiempo por una dolencia en una rodilla.

En el mismo partido, el charrúa Michael Santos ingresó en el segundo tiempo en Talleres, se perdió de marcar un gol que le hubiera posibilitado aumentar la cuenta a la visita, y además señaló el único tanto de Boca con un desafortunado cabezazo en propia puerta que confundió al arquero.

Comentarios