Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero no pudo hacer historia en el templo del fútbol brasileño. Perdió este miércoles en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro por 3-0 ante Fluminense en el primer partido del grupo H de la Copa Sudamericana.

Cristiano Silva (31’), John Arias (39’) y autogol de Leandro Zazpe (73’) fueron los autores de las conquistas brasileñas.

Erwin ‘Platiní’ Sánchez respetó el esquema que utiliza en el campeonato boliviano para enfrentar al flamante campeón carioca. 

Mantuvo una zaga con cuatro hombres (Caire, Zazpe, Álvarez y Roca). La variante estuvo en el medio, sector en el que utilizó a hombres de marca como Juan Mercado, Daniel Rojas y dejó el rol de creación a Luciano Guaycochea y Alexis Ribera. 

En ataque optó por Facundo Suárez y Hugo Dorrego, aunque este último jugó un poco más retrasado con el fin de ser un nexo entre los volantes y su compañero en ofensiva.

La propuesta refinera fue interesante por momentos porque cabe ponderar la actitud del equipo cruceño que jamás renunció a presionar al rival. Le faltó sostener el ritmo de su juego y precisión en la entrega cuando tuvo la pelota.

Fluminense no fue contundente, pero aprovechó los errores de su rival para efectivizar las opciones que tuvo de cara al arco de Wilson Quiñónez.

Oriente tuvo la posibilidad de abrir el marcador a los 23 minutos. Un centro desde la derecha de Dorrego hizo posible que Ribera baje la pelota al corazón del área enemiga, justo para que Facundo Suárez remate ante una descontrolada zaga brasileña. Le faltó potencia a la definición del argentino.

Fluminense abrió el marcador a los 31 minutos y en momentos que mostraba superioridad. Un potente remate del lateral Samuel Xavier ocasionó que Quiñónez no pueda asegurar el balón en un tiempo. En el rebote apareció Cristiano Silva para definir a placer.

El dominio del equipo local se puso de manifiesto a los 39 minutos con la anotación del delantero colombiano John Arias.

En el segundo tiempo, Oriente Petrolero intentó equiparar el juego. Apostó a darle mayor claridad al control de la pelota para evitar que Fluminense creciera.

Lo logró a medias porque el dueño de casa cuenta con individualidades que marcan diferencia. Tal es el caso del interminable Paulo Ganso, de Cristiano Silva y de Arías, que son los conductores el cuadro carioca.

Oriente pudo conseguir el empate a los 52 minutos mediante Facundo Suárez, que no estuvo fino de cara al arco.

Pudo ser el gol que diera un nuevo giro la historia del partido, aunque después Oriente tuvo que luchar bastante ante la actitud arrolladora de los brasileños, que elevaron la figura de Quiñónez por sus buenas intervenciones.

La presión brasileña tuvo su efecto a los 73 minutos con el autogol de Leandro Zazpe. El zaguero de Oriente batió a su propio arquero cuando despejó mal un centro que llegó desde la izquierda.

Consumada la goleada, Fluminense ya no tuvo la misma fuerza. Esto lo aprovechó Oriente para administrar mejor el juego, pero sin profundidad para lograr al menos el gol del honor.

Tras esta derrota, los refineros deben volver a Bolivia para alistar el partido del sábado, en el Tahuichi, ante Nacional Potosí por el torneo Apertura y el del próximo martes, de local, ante Unión de Argentina por la Sudamericana.

Comentarios