Escucha esta nota aquí

La suspensión de una fecha de Carlos Áñez, por acumulación de tarjetas amarillas, le permitió a Rodrigo hacer realidad una de sus metas: debutar en el equipo profesional. Fue el domingo, en el partido que Oriente jugó ante Royal Pari por la undécima fecha del torneo Clausura.

Rodrigo Saucedo Zeballos tiene 20 años, pero desde los 14 está en el club refinero. A esa edad dejó su pueblo, San Antonio, que está a 50 kilómetros de San Ignacio de Velasco, para asistir a las pruebas de jugadores que hacen en las menores del club.

Entre un grupo de 200 chicos fue el único que quedó y a partir de ese momento sostiene que ha sido una etapa de grandes sacrificios porque quemó etapas en la sub-17, sub-19 y en la Primera A, donde tuvo de compañero a Pedro Marcos, hoy también en el primer equipo.

“En las menores conocí al profesor Camacho (Luis Marín), quien permanentemente me orienta sobre el puesto en que juego”, dice Rodrigo, que en el partido contra Royal Pari demostró que es un lateral de buen pie, rápido en las salidas, pero que su juventud y la ansiedad lo llevaron a cometer un error defensivo, que para su fortuna y del equipo no terminó en gol. Fue en la jugada en que no calculó bien cuando devolvió de cabeza la pelota a José Peñarrieta, que no pudo atraparla y originó que el colombiano quede solo de cara al arco. “De los errores se aprende”, dijo Saucedo, que está feliz por la oportunidad que le dio el DT y del que espera que siga confiando en él.

Con equipo reforzado

El arquero Romel Quiñónez, que estuvo en el banco de suplentes en los dos últimos partidos, viene demostrando en los ensayos que está listo para recuperar la titularidad. El lateral Julio César Pérez, otro ausente en la pasada fecha por lesión, es otra opción para el partido del domingo ante Guabirá. Se recuperó de la inflamación del gemelo de la pierna izquierda. Otra novedad podría ser la presencia de Carlos Áñez por derecha, que se perdió el partido contra los inmobiliarios por acumulación de amarillas.

Comentarios