Escucha esta nota aquí

Oriente se acordó de ganar. Tuvieron que pasar nueve meses y 26 días para que los refineros vuelvan a festejar un triunfo, ya que la última vez que habían celebrado fue el 16 de febrero, por la séptima fecha, cuando derrotaron a Real Santa Cruz (5-1) en el estadio del equipo albo.

Este triunfo por 1-0 sobre Blooming tiene  efectos diversos, ya que además de romper una mala racha de 11 partidos consecutivos sin ganar, los tres puntos le permiten a Oriente dejar el fondo de la tabla y de paso frenar a su clásico rival que está en la pelea por el título del torneo Apertura.

Si se observa el fixture de forma correlativa Oriente no ganó 10 jornadas, pero resulta que el partido que perdió contra The Strongest (0-3) en Santa Cruz por la sexta fecha, se lo reprogramó para el 15 de marzo debido a que en febrero el  verdolaga jugaba por la Copa Sudamericana y por eso llegó a 11 encuentros sin vencer.

Campeones con Oriente

Tras el final del clásico, fue contactado José Luis Medrano, ex jugador del albiverde que en 1990 integró el equipo que logró el título liguero y que actualmente radica en EEUU, desde donde vio el partido.

“Era clave ganar este clásico. No fue un gran partido, pero lo importante era ganar y Oriente lo mereció porque jugó mejor que Blooming. Ganar un clásico permite que mejoren muchas cosas; trabajar más tranquilos, sin mucha presión. Se puede decir que hasta se puede salvar la campaña del año ganando un clásico, porque son partidos especiales y únicos, no importa la posición en  que están los equipos, lo que cuenta es ganar", dijo.

Por su parte, Pedro Higa, arquero titular de Oriente cuando se consagró campeón en 2001 y ahora tiene una escuela de fútbol que lleva su nombre, también reconoció la importancia que tiene imponerse en un clásico.

“Este triunfo es importantísimo en lo anímico, porque va a permitir al grupo agarrar confianza, ya que ganar un clásico no es como cualquier partido, creo que con esto el equipo va a calmarse y a mejorar. Los jugadores venían presionados antes del clásico y ahora van a despegar. Haber ganado a Blooming les viene bien a todos, a los dirigentes, a su presidente Ronald Raldes y sobre todo a los hinchas que esperaban el triunfo. Es como un regalo de Navidad”, matizó la ‘Sandía voladora’.

Comentarios