Escucha esta nota aquí

Los tres penales fallados en fechas pasadas no hicieron mella en la motivación de José Alfredo Castillo, que viene salvando a Oriente Petrolero en las últimas dos jornadas. Atrás quedaron las protestas de los hinchas refineros que reclamaron, en su momento, al ‘Pícaro’ por los errores cometidos desde los 12 pasos.

La noche de este domingo ante Destroyers un cabezazo, a los 85 minutos, hizo estallar a la parcialidad que cruzaba los dedos porque el equipo no marcaba ante el cuchuqui. Sin embargo, el olfato goleador de Castillo, que tiene el arco entre ceja y ceja, hizo cambiar la historia. Centro de Carlos Enrique Áñez para el frentazo de José Alfredo, que salió disparado a celebrar el gol salvador.

Pero no fue el único de cabeza. Tres días anteriores, el propio Castillo marcó otro tanto de cabeza, que sirvió para encaminar la remontada refinera ante Sport Boys (2-1) en este mismo escenario. Después de estas dos últimas actuaciones, el ‘Pícaro’ volvió a sonreír con la hinchada, la misma que lo quiere porque se trata de un referente que se gana el cariño a punta de goles.

Comentarios