Escucha esta nota aquí

Similar historia, con otros protagonistas, pero que mantiene al fútbol boliviano estancado. El consejo de la División Profesional que fue convocado por el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ratificado por el comité ejecutivo, Marcos Rodríguez, tampoco tuvo cuórum y el reinicio del torneo Apertura se mantiene en suspenso.  

Un alto dirigente de la FBF confirmó a DIEZ que la reunión se suspendió porque los representantes de los clubes no llegaban a los dos tercios requeridos para darle legalidad. Estuvieron presentes The Strongest, Always Ready, Real Potosí, Nacional Potosí, Real Santa Cruz, Municipal Vinto, Aurora y San José, que también afronta una dura crisis dirigencial con dos cabezas, Huáscar Antezana y un Tribunal de Honor.

Los directivos sostuvieron una conversación informal y coincidieron en que el campeonato debe reiniciarse el 25 de octubre, un día después de la fecha que propuso el G-6 en la cita de este lunes. También acordaron buscar un acercamiento con el otro grupo, con el único fin de que la pelota vuelva a rodar en el país.

Ayer, pasó lo mismo en la reunión que fue convocada por Robert Blanco, presidente de la FBF reconocido por un amparo constitucional. Los asistentes fueron de Bolívar, Wilstermann, Oriente, Blooming, Royal Pari, Guabirá y San José. Se planteó que las 14 fechas del Apertura arranquen el 24 de octubre y concluyan el 23 de diciembre.

Lo cierto es que hasta el momento no hay una respuesta a la medida de presión que anunció Fabol. Si es que se definen los premios internacionales 2021 en mesa y si no hay fecha para volver a las canchas hasta el jueves 1 de octubre, los futbolistas pueden abandonar la concentración de la selección boliviana el viernes.