Escucha esta nota aquí

A la eventual negación de los jugadores a presentarse a la convocatoria para la Selección nacional de fútbol hasta que los clubes arreglen y cancelen los salarios con las reducciones salariales de marzo, abril y mayo, se suma la declaratoria de emergencia de los árbitros, que exigen apoyo económico en esta cuarentena, el pago de lo adeudado de 2019 y, además, ser incluidos en las pruebas de Covid-19 para el reinicio de actividades.

La Asociación Boliviana de Árbitros de Fútbol (Abaf) hizo conocer su molestia a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) por la falta de respuesta a tres cartas enviadas para que se puedan atender sus demandas. Hasta el momento, la Federación no respondió a las exigencias de los colegiados, que esperan ser escuchados lo antes posible para sobrellevar la crisis.

Con mucha preocupación, manifestamos que no hemos recibido respuesta a las cartas enviadas (a la FBF) el 15 de abril, el 24 de abril y el 29 de junio, en las que hicimos conocer la situación de los árbitros del país durante esta cuarentena, la necesidad de contar con un apoyo económico, la cancelación urgente de las deudas pendientes del 2019”, dice parte de la misiva.

También la Abaf pide la inclusión de los 150 árbitros nacionales de categoría A en la toma de pruebas Covid–19 solicitadas por la Federación y que las mismas no corran por su cuenta porque representa un gasto económico elevado.

El cuarto punto indica la necesidad de ratificar el convenio Abaf-Cief para iniciar los cursos de formación unificada de nuevos árbitros y dar paso al proyecto de profesionalización del arbitraje boliviano. 

Finalmente, se hace conocer la intención del gremio de participar en el siguiente congreso de la FBF al haber cumplido con la entrega de documentos para ser acreditados como miembros de la entidad. El oficio lo firman el presidente, Víctor Hugo Chambi, y el secretario general, Alejandro Mancilla.