Escucha esta nota aquí

“Siento vergüenza. Hoy hemos tocado fondo y más que esto no podemos permitir”. Así de claro fue el entrenador de Sport Boys, Pablo Caballero, tras la humillante derrota ante Atlético Mineiro (1-5) por la Copa Libertadores. El resultado no reflejó el trabajo previo que realizaron al mando del paraguayo y quedaron fuera del torneo internacional. Apuntan a rearmarse para terminar en el mejor puesto posible en el campeonato local.

Caballero remarcó a cada momento lo mal que se sentían tras el abultado resultado en contra. “Hoy salimos con mucha vergüenza. Tenemos vergüenza con la gente y con los dirigentes”, lamentó el entrenador guaraní, que llegó hace poco al club warneño. Después de caer ante el equipo brasileño, las posibilidades de avanzar en la Copa son nulas, ya que solo sumaron una unidad, en cinco fechas, y son últimos en la tabla de posiciones.

“Seguimos cometiendo errores infantiles, por eso tenemos que hablar bien con la dirigencia y los muchachos. Tenemos que cambiar la mentalidad lo más rápido posible”, enfatizó Caballero. “Estamos pasando por un mal momento en el club”, añadió muy apenado por el mal partido que tuvieron en el estadio Tahuichi, este miércoles. “Tenemos que rearmarnos lo más antes posible para terminar dignamente el torneo. Estoy destruido”, concluyó.

Comentarios