Escucha esta nota aquí

DIEZ tuvo la oportunidad de visitar el parque Kalomai para conocer el ‘secreto’ del éxito de Royal Pari en el campeonato Clausura. Allí nos esperaba Pablo Chávez, el gerente del club y mano derecha del presidente Mario Franklin Chávez -su hermano-, que confesó que la institución cruceña nace a partir del sueño de su hermano mayor y que todo se debe a una planificación diseñada con varios años de anticipación. Pese a la inexperiencia de su directorio (lo reconoce sin titubear), el dirigente dejó en claro que la prioridad es brindar a los futbolistas y al cuerpo técnico todas las condiciones para que puedan desarrollar su trabajo de la mejor manera y de esa forma conseguir buenos resultados.

Una sede con infraestructura, alimentación de catering, atención en una clínica privada (aparte del seguro), transporte para ir a entrenar, concentración en las cabañas del complejo y sueldos al día son detalles que no pasan desapercibidos en el vestuario del conjunto inmobiliario, ya que, según las palabras de Chávez, Royal Pari es una institución que marca diferencia con respecto a los demás clubes en el fútbol boliviano, atendiendo las necesidades de sus jugadores y con el anhelo de llegar a disputar una Copa Libertadores para luego participar en el Mundial de Clubes de la FIFA.

– ¿Cómo toma la dirigencia de Royal Pari que el equipo marche arriba y con una campaña que sorprende?

– Con tranquilidad. El plantel lo toma con calma, no confiados pero sí tranquilos, dando todo porque gracias a Dios no tenemos -de momento- lesionados, suspendidos o expulsados. Los chicos siempre salen a ganar.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Arias se va de Bolívar? Mira lo que dice Claure

– ¿Cómo se construye el proyecto del club y lo que están viviendo en este momento?

–Royal Pari nació a partir del sueño de mi hermano, Mario Franklin Chávez, de ahí nos vamos sumando todos nosotros (directivos). Luego vino la construcción del parque Kalomai Urubó, se tenía planeado que allí se iba a construir la sede, con nuestra cancha, y ese paso ya está plasmado, pero nos falta mucho todavía, tanto en lo dirigencial como en lo deportivo. En infraestructura, esto solo es una primera parte, que será entregada en septiembre. Eso es Royal Pari como club, más adelante tenemos planificado hacer más cabañas de concentración, un hotel y muchas cosas que beneficiarán a los jugadores.

– ¿Qué aspectos vitales identificó la dirigencia y a qué fue lo primero que se puso foco?

– Todo parte de la planificación que hicimos, nada fue al azar. Esto fue planificado con mucho tiempo de anticipación, fuimos paso a paso, costó mucho llegar a la gente adecuada, por ejemplo, para tener la cancha tuvimos inconvenientes, las personas encargadas de ello no trabajaban bien, no avanzaban. También en el tema de la construcción del parque acuático hubo un retraso, pero se pudieron subsanar muchas de esas cosas y ahora gracias a Dios podemos ver este lindo lugar que ya lo podemos disfrutar.

La familia Chávez, encabezada por el presidente de Royal Pari, Mario Franklin, celebró la Navidad con el trofeo de campeón de la Copa Simón Bolívar tras vencer a Deportivo Kala de Oruro, en el tercer partido en Sucre. Foto: Gentileza Pablo Chávez

–Se puede ver que este lugar (Kalomai) es tranquilo para la concentración del equipo, ¿qué otro aspecto suma para el buen trabajo del plantel?

– En ese sentido, el tema logístico. Tenemos tres utileros que están constantemente sirviendo y colaborando a los jugadores con el tema de hidratación, alimentación y logística. Contamos con un vestuario cómodo y que tiene aire acondicionado, tenemos las cabañas de concentración para que los futbolistas descansen tranquilos, además se contrata un catering que los atiende todo el tiempo que estamos encerrados.

Después tenemos nuestro propio micro, sabemos que no es fácil llegar hasta esta zona (a 14 km del puente en el Urubó), por eso le facilitamos el transporte a nuestros jugadores.

– ¿Consideran que están a la par o quizá mejor que otros clubes del país?

– Personalmente, pienso que sí. Gracias a Dios pudimos consolidar este proyecto, la verdad que ninguno de nosotros (dirigentes) nunca estuvo en ninguna directiva de algún club, quisimos aprender en el día a día, siempre contamos con personas que nos siguen asesorando, que nos hablan y que nos dan consejos. Ahora veo a un Royal Pari quizá un poco más organizado que otros clubes, si bien Blooming tiene una sede, nosotros en esa parte estamos bien.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Te dejamos el resumen de la sexta fecha

– ¿Cómo hace una dirigencia sin experiencia para tomar sus decisiones?

–Normalmente nos reunimos para atender todos los temas, por ejemplo en la contratación del técnico Roberto Mosquera tuvimos la reunión dirigencial con todos los miembros, que está compuesta por Mario Franklin como presidente, Staling Villarroel -mi cuñado- de vicepresidente, mi persona como gerente, Piero Justiniano es el gerente de finanzas (también su cuñado) y Lázaro Ferreyra como coordinador. También están colaborando mi padre, Franklin, y mi hermano José. Vimos los detalles y nos la jugamos.

– Los Chávez a pleno con el fútbol...

– Así es, siempre no gustó el fútbol. Mi padre jugaba en la provincia Sara, estuvo en la selección, él nos inculcó ese amor por el deporte y con mis hermanos siempre estábamos en los campeonatos, participando los tres con mis tíos, también futboleros. Aquí (Santa Cruz) empezamos a soñar en grande, con Mario Franklin y mi otro hermano pensábamos ser futbolistas profesionales, pero Dios nos restituyó el sueño siendo dirigentes de un equipo.

– ¿Cuál es la visión?, ¿adónde apuntan con Royal Pari?

– Con el club soñamos siempre en grande, estar en lo más alto. Queremos jugar una Copa Libertadores, salir campeones y luego estar en un Mundial de Clubes, siempre vamos a anhelar y soñar con ese objetivo.

ASÍ LE FUE A ROYAL EL FIN DE SEMANA: Blooming empata y frena a Royal Pari

– El apoyo familiar es fundamental en Royal Pari, ¡cómo son las reuniones que ahora se tienen en familia?

– En los almuerzos familiares siempre hablamos de fútbol, hasta mis hermanas y mi mamá, Casta Méndez, se conocen los nombres de los jugadores. En una ocasión hubo un caso de indisciplina cuando estábamos en la asociación (ACF) y mi madre intercedió por los futbolistas, que no los echemos porque se crea una afinidad, una amistad. Cuando se fueron el profesor Buenaventura Ferreira y David de la Torre, también. La verdad que cuidamos mucho de eso, el tema personal. Gracias a Dios ninguna persona que salió de Royal Pari puede decir que fue maltratada o que no se le abrió la puerta de la amistad, eso es lo lindo de este club.

–Los futbolistas hablan sobre un buen trato económico por parte de la institución con pagos puntuales y con premios, ¿cómo asimila la dirigencia el hecho de ser el único club que está actuando de esa manera en Bolivia?

– Así es, muchos clubes nos decían que no malacostumbremos a los jugadores y no sé qué más... pero nosotros hacemos lo que es correcto, no por alzarnos, sino porque así tiene que ser. Todo trabajador, ya sea de oficina, de cancha o un gerente necesita el sueldo mes a mes, entonces los futbolistas también tienen familias y gastos, somos conscientes de ello, por eso quisimos marcar la diferencia. Hemos hablado con futbolistas de otros equipos y nos cuentan que están con dos o tres meses retrasados, eso al jugador le incómoda, no está bien, y hasta genera un mal ambiente, entonces cuidamos mucho ese aspecto, por eso los tratamos así y ellos sienten esa presión linda de que les hemos cumplido y ahora tienen que responder en la cancha.

– ¿Royal Pari paga un buen salario a sus futbolistas?

– A algunos sí, pero tenemos chicos que están ganando entre 300 y 500 dólares, no es una planilla muy inflada, eso lo quiero dejar en claro. Me gusta ver que el plantel que está ganando ese dinero está conformado por jóvenes que vienen jugando desde la Asociación Cruceña de Fútbol, que han ascendido con nosotros, y claro, en algunos puestos se reforzó el plantel desde que llegamos a la Liga. Royal Pari es de los ‘cambitas’ (sonríe), con varios chicos que el profesor David de la Torre trajo. Uno de ellos, por ejemplo, era reponedor en un supermercado y ahora es pilar fundamental del equipo.

Comentarios