Escucha esta nota aquí

Los problemas en San José son de nunca acabar. El club puede quedar otra vez a la deriva debido a la resolución que hizo conocer este jueves la Comisión Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Este órgano electoral considera que el club santo no tiene en estos momentos un directorio legalmente constituido y por eso, de acuerdo al Estatuto vigente de la FBF (el que se aprobó el 2017) lanzó una convocatoria a elecciones en la entidad orureña para el 9 de mayo próximo.

El documento, que fue firmado por Limbert Cardozo (presidente), Juan Domingo Ferrufino (vocal) y Luis Alberto Tejerina (vocal), informa que los postulantes a la presidencia del club santo deben presentar las documentaciones que se exige para el cargo hasta el 29 de marzo.

La interrogante que surge ante esta novedad es ¿ qué pasará con Patricia Flores, quien asumió la presidencia de San José en febrero tras la renuncia de David Rivero, que en enero fue elegido presidente en un acto eleccionario que fue avalado por la Comisión Electoral de la FBF?

La resolución es clara. Informa que Flores no es reconocida como tal, aunque Fernando Costa, presidente de la FBF, le dio la bienvenida como titular del club en la pasada reunión de consejo superior de la División Profesional.

DIEZ le consultó en esta jornada a Cardozo sobre esta situación y explicó que la Comisión Electoral no depende del comité ejecutivo de la FBF, pues son un órgano independiente.

Luis Cossío, que es miembro del tribunal de honor de San José explicó que Flores es una presidenta interina y por eso Costa avaló su presencia en la última reunión de los clubes de la División Profesional. 

“San José no puede quedar a la deriva. Por eso tras la renuncia de Rivero en febrero, Serapio Humerez (vicepresidente) dejó a la señora Patricia Flores a cargo del club hasta que hayan nuevas elecciones”, dijo Cossío.

Más leña al fuego

Entre tanto, San José sigue pagando las consecuencias de malas administraciones de sus autoridades. Se estima que debe aproximadamente medio millón de dólares por demandas de ex jugadores y ex entrenadores. 

El club por ahora no puede transferir ni contratar jugadores por esta situación en esta temporada. Es más, la FBF ya que le quitó tres puntos del presente torneo es disputa por fallos del Tribunal de Resoluciones y Disputas (TRD) y podría perder hasta la categoría si no cumple con sus obligaciones.

Comentarios