Escucha esta nota aquí

El presidente de Guabirá, Rafael Paz, manifestó que “parece que Guabirá no es de Montero". El equipo se entrena en Portachuelo, Okinawa y Minero para alistar los compromisos que disputa por el Apertura porque no le ceden el estadio Gilberto Parada. El dirigente, sin embargo, señaló que pronto tendrá una cancha propia para trabajar.

“No nos prestan la cancha, no nos prestan nada. Lastimosamente nuestro campo aún no se ha concluido. Está en un 80% el gramado”, señaló el mandamás del conjunto montereño. Paz reveló que desde hace 15 días la Subgobernación le niega el estadio para los entrenamientos. “No sabemos por qué”, remarcó el máximo dirigente.

El dirigente agregó que ya se cuenta con la ficha ambiental para que la obra de la sede del club sea una realidad. El presidente del Estado, Evo Morales, destinó 23 millones de boliviano para su construcción. “El próximo mes estaríamos colocando la piedra fundamental para luego arrancar con la construcción del proyecto”, concluyó.

Comentarios