Escucha esta nota aquí

Tal y como se esperaba, el choque en el Tahuichi se presenta con mucho vértigo. Al minuto de juego Marcelo Aguirre sorprendió al arquero Rubén Cordano, al medir el espacio y el tiempo y colocar el balón en el ángulo derecho del meta celeste para el 0-1 que sorprendía.

Ese gol fue un duro golpe para los hinchas porque no se esperaban un inicio así, sin embargo, la lanza para ir al empate la agarró Joselito Vaca. El experimentado volante generó espacio y comenzó a buscar a Ríos y luego a Barros. El empate llegó poco después de penal.

Arremetió Roberto Fernández por izquierda y cuando se internaba en el área, Gustavo Peredo lo derribó y el juez no dudó en cobrar penal. Lo pidió Rafael Barros, que, con un remate suave, venció al meta John Cuéllar, cuya pierna derecha por poco y golpea el balón.

Pero no todo acabó ahí, porque Javier Lezcano consiguió la desigualdad al definir cruzado tras desconcierto en la última línea celeste. Ese 2-1 ha puesto al rojo vivo el encuentro.

Fueron las tres jugadas que han marcado un choque entre cruceños que como era de esperarse es frenético, ante un interesante marco de espectadores en el Tahuichi.

Comentarios