Escucha esta nota aquí

“Esto es discriminación”, gritó molesto el técnico Erwin ‘Platiní’ Sánchez en la transmisión de radio Panamericana de La Paz,  tras la culminación del partido que ganó Bolívar a Blooming por 4-1. Cerca del final del cotejo, el exmundialista tuvo un cruce de palabras con la hinchada de Bolívar en la recta de Preferencia. No quiso ingresar en detalles y se fue molesto a vestuarios.

De acuerdo a reportes de medios de La Paz, desde el tercer gol de penal de Marcos Riquelme (66’), Sánchez recibió más gritos contra su persona por la hinchada celeste. Dependerá de la dirigencia celeste si solicita abrir una investigación donde deberá presentar pruebas.

La denuncia ocurre casi un mes después de los hechos de racismo por parte de la barra bluminista contra el volante brasileño de Wilstermann Serginho, en el partido entre ambos equipos jugado en Santa Cruz.

“Es normal en Bolivia”

De todos los jugadores de Blooming, que ingresaron rápido a los vestuarios, Leonardo Urapuca atendió a la prensa paceña. El defensor manifestó que el tema de racismo “se siente en todos los campos de juego, no solo en este, creo que es normal acá en Bolivia”.

Comentarios