Escucha esta nota aquí

El Santos brasileño y el Independiente argentino se preparan para el partido de este martes, que definirá a uno de los clasificados a cuartos de final de la Copa Libertadores con la atención puesta en Asunción, donde la Conmebol tomará una decisión que puede favorecer a uno u otro en la disputa.

La entidad programó para la tarde de este lunes una reunión en que definirá si sanciona o absuelve al Santos por haber alineado irregularmente al centrocampista uruguayo Carlos Sánchez en el partido de ida, que terminó empatado sin goles.

Si la Conmebol concluye que Santos cometió una infracción, el Independiente será declarado vencedor del partido de ida por 3-0, lo que le permitirá clasificar a cuartos de final de la Libertadores incluso perdiendo por dos goles de diferencia en su visita el martes al conjunto brasileño en el estadio Pacaembú de Sao Paulo.

Por el contrario, si la entidad absuelve al Santos, el conjunto brasileño tendrá la ventaja, ya que se clasificará a la próxima fase con una victoria por cualquier marcador en su casa y con el apoyo de sus hinchas.

El Santos alineó a Sánchez en el partido de ida pese a que el uruguayo tenía pendiente una suspensión por su expulsión en un partido de la Copa Sudamericana en 2015, cuando militaba en el River Plate argentino.

El Santos alega que consultó el sistema informático de la Conmebol para saber si había alguna suspensión y que no constaba nada, ya que en el mismo sólo aparecen las sanciones impuestas a partir de 2016, algo que el club santista dice que desconocía.

El conjunto brasileño solicita que se le aplique el mismo tratamiento que al River Plate, que se salvó de una sanción pese a haber alineado en siete partidos de la Libertadores este año al argentino Bruno Zuculini, que igualmente estaba suspendido por una expulsión impuesta en 2013 cuando actuaba con el Racing.

"Tenemos que preocuparnos por lo que haremos en la cancha y no por disputas jurídicas. Ya disputé partidos en que necesitábamos hacer cuatro goles y lo conseguí", afirmó el técnico del Santos, Cuca, al dar a entender que el club estará preparado para cualquier resultado, sea cual sea la decisión de la Conmebol.

Al margen de la batalla jurídica, Cuca afirmó hoy que hasta ahora no había pensado en el partido de la Libertadores pues estaba más preocupado en evitar que el conjunto cayera entre los amenazados con el descenso en el Campeonato Brasileño, y lo consiguió gracias a la victoria por 2-0 que consiguió frente al Bahía el sábado.

Cuca debe utilizar mañana prácticamente el mismo equipo que venció al Bahía con la gran duda de Sánchez, que será alineado o no dependiendo de la Conmebol.

Comentarios