Escucha esta nota aquí

La audiencia de conciliación entre el jugador Maximiliano Ortiz y la dirigencia de Blooming  se postergó para enero, por lo que el defensor, que interesa a The Strongest, todavía no podrá fichar por otro club.

Ortiz presentó una demanda contra el club celeste (por sueldos atrasados) y dejó de entrenarse con el plantel antes de que finalice el torneo Clausura. La queja fue ante el Tribunal de Resolución y Disputas (TRD) de la Federación Boliviana de Fútbol.

 En respuesta, la academia cruceña también demandó al defensor argentino-boliviano, por considerar que hubo una falta grave del jugador.

De esa manera, el TRD convocó a una reunión para conciliar, sin embargo, Blooming pidió la postergación y es así que se reprogramó para el 9 de enero.

Ortiz pide su libertad de acción pese a que tiene un año de contrato, mientras que el club celeste pretende cancelar los dos meses que se le adeuda al jugador y que el club que quiere contratarlo pague la cesión de préstamo que es de $us 21.000. Mientras no haya un fallo, Ortiz no podrá ser contratado por otro equipo.