Escucha esta nota aquí

El presidente de Concacaf, Victor Montagliani, respaldó este martes a la FIFA y la UEFA en su oposición a la  Superliga europea privada, impulsada por doce grandes clubes del viejo continente, y pidió respeto para las instituciones del fútbol.

"Apoyo plenamente a la FIFA y a la UEFA y me opongo a la creación de cualquier superliga que suponga una ruptura con las instituciones futbolísticas actuales", dijo en Twitter el presidente de la confederación de fútbol de América del Norte, Central y el Caribe (Concacaf).

"Como partes interesadas, tenemos la responsabilidad de trabajar juntos para hacer crecer el juego y respetar las estructuras de gobierno del fútbol", concluyó el canadiense Montagliani, que también es vicepresidente de la FIFA.

Montagliani retuiteó un mensaje con declaraciones del martes del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien dio su apoyo a la UEFA en su oposición a la Superliga europea y dijo que sus clubes impulsores "deberán afrontar las consecuencias" si persisten en su proyecto.

En su intervención en la apertura del Congreso de la UEFA, Infantino recalcó que no existe "ni la menor duda" de que la FIFA "desaprueba con firmeza" el proyecto y lo consideró "un club cerrado" y "disidente de las instituciones existentes".

La UEFA necesitará a la FIFA para las eventuales represalias que contempla aplicar a los clubes secesionistas, entre ellas la posibilidad de impedir a los jugadores de esas formaciones disputar partidos con sus selecciones y verse privados de torneos como el Mundial.

También en el Congreso de la UEFA, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, criticó el proyecto de competición creado por seis clubes ingleses (Arsenal, Chelsea, Tottenham, Liverpool, Manchester City, Manchester United), tres españoles (Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid) y tres italianos (Juventus, AC Milan, Inter de Milán).

Comentarios