Escucha esta nota aquí

La UEFA anunció una "investigación en profundidad" tras las acusaciones de racismo contra el cuarto árbitro del partido de Liga de Campeones este martes entre el París SG y el Basaksehir turco que acabó con los jugadores de ambos equipos abandonando la cancha.

La instancia europea habla de "incidente" durante el partido, que fue interrumpido a los 14 minutos de juego, después de que, presuntamente, el cuarto árbitro llamase "negro" al segundo entrenador del equipo turco, el camerunés Pierre Webo.

El partido "tras discusiones con los dos clubes" se reanudará el miércoles a las 13:55 (hb) con un "nuevo equipo arbitral", según la UEFA.

Comentarios