Escucha esta nota aquí

Rafael Mollercke o Rafinha como es conocido en el ámbito del fútbol vivió su tarde más gloriosa desde que llegó a Blooming a principio de este año. El domingo 28 de abril quedará en la historia de la academia y en la memoria del jugador, ya que es el día, que por primera vez marcó cuatro goles (ante Aurora) en el fútbol profesional. “Dios me iluminó al igual que al equipo”, afirmó.

A sus 27 años el brasileño goza de un gran presente, ya que es uno de los goleadores del club (8), tiene plena confianza del director técnico, Erwin Sánchez, y a punta de goles se metió en el corazón del hincha académico. “Cuando salí de la cancha la torcida (hinchada) batió palmas y eso es muy gratificante, porque el trabajo está siendo reconocido”, añadió.

Rodeado de micrófonos Rafinha dijo que se llevará el balón del encuentro a su país para mostrarle a sus seres queridos. “Es la primera vez que marcó cuatro goles, antes anoté tres, pero ahora fueron cuatro, por eso pedí la pelota del partido para llevársela a mi papá y a mi mamá que están en Brasil”, señaló.

La figura celeste también tuvo palabras de elogio para sus compañeros. Aseguró que es el mejor plantel que ha integrado desde que juega a nivel profesional. “Es un grupo bueno. Sale un jugador, entra otro y ambos tienen el mismo nivel”, indicó.

Sobre el próximo partido ante Royal Pari, el 1 de mayo en Santa Cruz, afirmó que será complicado. “Para ser campeón hay que jugar con el último o con el líder del mismo modo. Se nos vienen seis finales”, sentenció el brasileño en referencia a las seis jornadas que faltan para la conclusión del Apertura.

Comentarios