Escucha esta nota aquí

Se jugaba el minuto 28’ del encuentro cuando un defensor de Nacional Potosí terminó caído en su área. Los jugadores de Blooming llegaron hasta la zona y reclamaron al árbitro que se estaba buscando perder tiempo. En ese lapso, Rafinha fue a traer la pelota.

Lo que buscaba el brasileño era reactivar el juego, sin embargo, se lo cruzaron Wílder Salazar y Harold Reina que lo empujaron, reprochándole la falta de solidaridad porque había un jugador en el piso. Arano se le cruzó y llegaron los manotazos.

El momento de tensión hizo que incluso el arquero Rubén Cordano abandonara su arco para ir a intentar calmar el momento. Al final el árbitro terminó amonestando a Rafinha que tras ver esa amarilla, sumó su quinta y se perderá el duelo ante Guabirá.

Baja sentida para Blooming que tiene en el brasileño a un jugador clave en la construcción de las jugadas.

Comentarios