Escucha esta nota aquí

Luego del clásico y con la bronca aún a flor de piel tras la derrota ante Blooming (2-1), el presidente de Oriente Petrolero, Ronald Raldes, habló de varias cosas, pero entre las más destacadas dejó muy en claro que los jugadores tendrán una mayor exigencia en lo que queda del torneo Clausura, pues la evaluación no solo será de su persona, sino también del directorio y del nuevo entrenador que debe asumir en los próximos días.

Ellos (los jugadores) saben de la responsabilidad de representar bien al club; se juegan un espacio acá. Esto es simplemente rendimiento y ese aspecto será analizado cada cuatro meses, pues el fútbol es dinámico y no podemos seguir perdiendo el tiempo. Así que los jugadores tienen que ser autocríticos para mejorar lo que no está funcionando”, expresó Raldes, el lunes por la mañana en San Antonio, mientras el plantel profesional se entrenaba tras el partido.

Raldes conoce este plantel como la palma de su mano, casi todos fueron sus compañeros (excepto los que llegaron hace poco) y sabe las debilidades y virtudes de cada uno, por eso el excapitán, ahora con mayor autoridad desde su posición como presidente, comenzó a hablar con cada integrante del equipo en busca de dejar en claro lo que piensa y los objetivos de su gestión a corto, mediano y largo plazo.

Hablé con Quiñónez, confiamos en su potencial, él sabe que tiene que mejorar en el aspecto físico, lo hemos conversado y lo está trabajando, ha bajado de peso bastante, más de lo que uno se imaginaba por el tiempo. Está poniendo todo de su parte para estar en óptimas condiciones”, confesó Ronald, tras la pregunta sobre el estado físico del arquero, con quien estuvo conversando por varios minutos, ayer en el campo de juego.

No es una advertencia, pero está claro que todos los futbolistas tienen este torneo como examen para convencer al nuevo técnico y a la dirigencia para formar parte del proyecto que arrancará de lleno desde el próximo año, aunque Raldes no resigna este campeonato, pues confía en que el equipo reaccionará a tiempo.

El torneo lo vamos a seguir peleando, nosotros somos una institución grande, lastimosamente se han dado muchas cosas antes de poder armar un equipo, no pudimos hacerlo por el tema electoral, pero eso no quiere decir que bajaremos los brazos”, apuntó el titular, que asumió hace dos semanas, con el torneo ya comenzado.

Lo del técnico es urgente

Raldes dijo que la contratación del nuevo DT está muy cerca, pero reconoció que no es fácil la negociación, ya que no quieren equivocarse porque el objetivo es firmar por más de dos años.

Queremos que sea lo más rápido posible porque el plantel lo necesita, así le podemos dar trabajo y planificación a lo que queremos. Necesitamos que ese trabajo se refleje ya en el equipo para que vaya creciendo, apuntando al próximo año”, indicó.

Comentarios