Escucha esta nota aquí

Apenas apareció en la conferencia de prensa el zaguero de Oriente, Ronald Raldes, pidió la palabra y antes de que comience la ronda de preguntas dijo: “van a disculpar será que puedo hablar antes de que me hagan alguna pregunta, por favor”, la solicitud del capitán albiverde fue atendida por los periodistas que le cedieron los micrófonos para el desahogo del líder refinero.

“Estamos cansados, viendo hoy el resumen del partido, vemos un penal claro a Castillo, un gol mal anulado, el 3-3, que lo habilita el lateral derecho (Brandon Torrico), la falta grave en contra de Lucas Mugni, gracias a Dios que lo encuentra con la pierna en el aire. Esto no justifica el resultado (3-2 en contra), porque nosotros asumimos la responsabilidad, pero lo que nos calienta, personalmente a mí, como hincha y socio del club, es que nuestros dirigentes que no ven estas cosas se anden peleando entre ellos y no ven el bienestar del club”, afirmó.

“Recién se lo comuniqué al presidente Yimy Montaño, porque da impotencia. Si quieres ser protagonista y pelear el título hay que estar juntos. Si nosotros vamos a seguir peleándonos y diciéndonos las cosas por los medios y no sentarnos en una mesa (a dialogar), será difícil conseguir cosas importantes para este club”, agregó.

“El único dirigente y no porque sea el presidente es Yimy Montaño (que los apoya). Ni en las derrotas, ni en los triunfos están con nosotros los demás. La verdad es triste la realidad. Yo veo en los medios que todos quieren ser presidente. Los entendemos perfectamente que quieran ser presidentes, pero no se puede tener 100 presidentes, ni dos, ni tres, solo es uno. En todas las instituciones es uno, que representa al club”, remarcó.

Con la rabia a flor de piel el capitán continuó disparando. “Esto que estoy diciendo no es por el resultado de ahora. Lo venimos hablando hace mucho tiempo. El que quiera ser presidente que espere las elecciones y que se postule como dice las normas. Antes no, antes hay un campeonato”, reflexionó.

“Los que estamos acá vamos a poner la cara siempre, pero también necesitamos ayuda, que alguien vea por los intereses del club fuera de la cancha y esos son los dirigentes, pero lastimosamente nadie aparece”, volvió a quejarse.

“Ahí en el vestuario estamos con bronca e impotencia, porque no podemos reclamar a nadie, porque no sabemos a quién acudir. No sabemos quién es el representante ante la Federación y ante la Liga (ahora División Profesional) o ante el comité de árbitros para hacerle llegar las imágenes, porque no puede ser que en cada partido sea lo mismo”, agregó.

“El club está arriba de todos, del presidente, de los jugadores y del que sea. El club no le pertenece a ninguna persona, simplemente a nosotros los socios, a los hinchas y al querendón. Por eso yo les pido que se acerquen a nosotros para ayudar. Este es un club grande y alguien tiene que velar por él y no escaparse a la primera, ni discutirse en los medios”, sentenció.