Escucha esta nota aquí

Según medios cochabambinos, el DT de Always Ready, Julio César Baldivieso, increpó a su arquero Raúl Olivares lo que derivó en su reacción que casi llega a los golpes contra el entrenador. Los compañeros el chileno lo tuvieron que detener y calmar para arreglar los problemas en el vestuario.

Después del pitazo final y la derrota del millonario ante Aurora (3-1), Baldivieso le reclamó a Olivares por qué en el último gol el portero abandonó su puesto para ir a apoyar en la ofensiva en un tiro libre. Su decisión le costó cara, pues el local aprovechó para marcar en el contragolpe.

Baldivieso le reclamó a Olivares haciéndole notar que siempre hace lo que quiere y no obedece. La reacción del portero fue inmediata y directamente cerró los puños para irse contra el técnico, pero Juan Francisco Rivero se lo llevó a un lado del ingreso al camarín para evitar que el hecho llegue a mayores.

Después apareció Marcos Ovejero para apoyar a ‘Pollo’ en su afán de atajar a Olivares. Minutos después todos ingresaron a cambiarse y bajar un poco la tensión con una ducha de agua fría.