Escucha esta nota aquí

Real Santa Cruz se capitalizó este viernes en Sucre. El equipo albo dio la sorpresa en el inicio de la disputa de la fecha nueve del torneo Apertura al derrotar de visitante por 2-3 a Universitario, que con esta caída en casa desperdició la oportunidad de asumir la punta del grupo A.

Dorny Romero (41’), Matheo Zoch (51’) y Alan Mercado (81’) fueron los autores de las conquistas merengues. Descontaron Carlos Ardián (88’) y Vladimir Castellón (96’).

Los albos sumaron su segunda victoria en el torneo, la primera fuera de casa, y esto le permite alejarse un poco del fondo de la tabla de posiciones y tener un mejor panorama en las próximas siete fechas que le restan a esta primera fase.

Roberto Marinangeli no pudo tener mejor debut. El entrenador de Real Santa Cruz trabajó bien el partido, aunque en la primera etapa tuvo que rearmar su estructura por las lesiones de Imanol Cárdenas y Wilman Modesta, que debieron ser atendidos de emergencia en una clínica local por la gravedad de las lesiones que sufrieron al chocar con rivales.

Jhonny Serrudo y sus dirigidos no pudieron encontrar el camino para revertir el mal momento que vivieron durante el partido. Ante una hinchada que los presionó constantemente, por el bajo rendimiento, tuvieron dificultades para sostener un juego claro y contundente.

En contrapartida, Real Santa Cruz fue práctico. Optó por cuidar la pelota y cuando tuvo espacio acudió a los contragolpes para llegar al gol. En esta propuesta, la labor de Damián Lizio, Matheo Zoch, Alan Mercado y Dorny Romero fue vital.

En el primer gol, Romero arremetió por derecha y cuando sacó un centro atrasado, la pelota rebotó en un defensor y le quedó justo para definir de cara al arco de Iván Brun.

En el segundo, Mercado recibió por izquierda un pase largo a espalda de los defensores. Cerca de la línea del corner envió un centro a media altura, justo para que Zoch tocara la pelota ante una mala salida del golero ‘estudiantil’.

El tercero fue una gran jugada de Mercado, que enganchó hacía dentro y en medio de varios defensores rivales remató de derecha. Golazo del zurdo mediocampista.

La goleada blanca estaba consumada y como jugaba mejor que el dueño de casa, que no hacía méritos para descontar, parecía que la victoria podía ser más abultada.

Pero el fútbol genera situaciones imprevisibles. Universitario aprovechó un descontrol en la zaga cruceña para descontar en los últimos minutos mediante Carlos Ardián (88’) y Vladimir Castellón (96’).

El tramo final fue de infarto porque peligraba el triunfo de Real y Universitario se lanzó con todo para lograr el empate.

Fue emotivo, como lo fue el penal que falló Lizio en el minuto 99’, que pudo darle a su equipo la tranquilidad de un 4-2, que no fue pero que sirvió para cerrar una noche gloriosa para los ‘leones de El Pajonal’.

Comentarios