Escucha esta nota aquí

Blooming no puede levantar cabeza en el campeonato. Su mala racha se extiende a 10 partidos sin poder ganar. Este miércoles cayó en el Tahuichi ante Real Tomayapo por la mínima diferencia (0-1), resutado que para los tarijeños es un alivio, pues hacía nueve partidos que no sumaban de a tres puntos.

El único gol lo marcó el mediocampista Walter Veizaga a los 91’ de tiro penal.

La academia generó las situaciones más claras para abrir el marcador en la primera parte. Edward Vaca, en dos ocasiones, se puso a tiro de gol. En ambas le faltó serenidad al zurdo mediocampista para definir y ayudar a que su equipo se ponga en ventaja.

Richard Spenhay, el jugador más claro en el juego celeste, también tuvo una, tras un pase corto de Rafinha.

El dominio de Blooming careció de efectividad, mientras que la visita apenas creo una sola, a los 22 minutos, cuando Rivaldo Méndez falló en el remate final.

La lesión de Cristian Latorre a los 36 minutos permitió que ingrese Joselito Vaca en su lugar. La modificación no gravitó en la dinámica del equipo que dirige el argentino Hernán Meske, que en el segundo tiempo tuvo que acudir a otro cambio de emergencia ante la lesión del mediocampista Kevin Farell, quien reemplazó a Edward Vaca.

Se esperaba que Blooming encare el complemento con una actitud diferente, especialmente en ataque. No lo hizo.

El que mostró una faceta diferente fue Real Tomayapo que aceleró el juego con el buen trabajo de Moisés Calero, Christian Valencia y Pedro Martínez en la ofensiva.

La expulsión del defensor Abraham Cabrera a los 63 minutos por una dura entrada sobre Calero debilitó a Blooming, que intentó ser vertical pese a tener un hombre menos en cancha. Sin embargo cuando se jugaba un minuto de descuento (91’) se dio la mano de Leonardo Urapuca, que en su intento de rechazar la pelota ocasionó un penal, que el árbitro Dilio Rodríguez no dudó en cobrarlo.

Veizaga asumió la responsabilidad de su ejecución y no falló, generando una gran alegría entre sus compañeros y el cuerpo técnico que lidera Álvaro Peña, expulsado a los 39 minutos. En Blooming cundió la dezazón, entendible dado el mal momento que atraviesa.

Comentarios