Escucha esta nota aquí

Yimy Montaño hizo pública su renuncia a la presidencia Oriente Petrolero. El dirigente afirmó que el manejo institucional era “un fierro muy caliente” que no se pudo sostener porque la estructura se fue desmantelando con la salida de los miembros de su directorio. Montaño también llamó a una asamblea para conformar una comisión de administración para que se haga cargo del club.

La salida de Montaño se da horas después de que dos de sus colaboradores presentaron sus renuncias irrevocables. Robert Castedo (secretaria general) y Dorian Guillermo Montero (secretario de actas) también dieron un paso al costado. “Todos conocemos la situación actual del club, que merece ser atendida por una asamblea como el estamento máximo”, indicó en conferencia de prensa.

La asamblea se llevará a cabo el 30 de mayo en el cine teatro René Moreno a partir de las 19:30. En la cita Montaño presentará el informe de los seis meses y 18 días que estuvo en el cargo. Sucedió a José Ernesto Álvarez.

Sobre la salida de Castedo y Montero señaló que respeta la medida tomada. “No los puedo obligar a estar en el club, ellos tendrán sus razones y hay que respetarlas”, indicó. La comisión de administración deberá estar conformada por un presidente y al menos dos vocales.

La división en Oriente hizo que el club sea ingobernable en el último tiempo, por lo que el presidente del comité electoral, Mario Suárez Riglos, dijo que todo lo que haga el actual directorio era nulo.