Escucha esta nota aquí

Además de contratar al técnico, Oriente tiene pendiente rescindir contrato con el volante argentino Paulo Rosales, que no está en los planes para el torneo Clausura. Hasta la otra semana debe definirse la salida formal del volante, ya que se espera contratar a dos foráneos para reforzar el plantel.

Tras la eliminación en el Apertura, la dirigencia pudo acordar la rescisión con el delantero colombiano Jhony Cano, pero no pudo cumplir el mismo objetivo con Rosales, que se negó a aceptar las condiciones que le propuso el club.

El nuevo DT debe elegir a dos refuerzos, ya que sin Cano y sin Rosales se abrirán dos cupos para extranjeros, ya que los otros cuatro están ocupados (Paredes, Meza, Román y Freitas).

Comentarios