Escucha esta nota aquí

El estado de salud de Robert Blanco, expresidente de Destroyers y exvicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), es muy delicado luego de sufrir este jueves, al mediodía, dos paros cardíacos que le ocasionaron también un derrame cerebral.

El exdirectivo estaba por almorzar con su familia cuando empezó a convulsionar a causa de un primer infarto. De inmediato su familia lo trasladó a la clínica Foianini de la capital cruceña, donde, según su hermano menor, Carlos Blanco, sufrió un segundo paro cardíaco.

Jorge Montero (cardiólogo) y Gueider Salas (neurólogo) son los médicos que atienden a Blanco.

“Los médicos nos informaron que estuvo 12 minutos sin signos vitales. Es un milagro que haya recuperado tras la reanimación, aunque por la falta de oxígeno le dio un derrame cerebral. La está peleando mi hermano. Ahora, nos han dicho que estará durante 72 horas en cuidados intensivos porque está en coma inducido y el temor es que pueda darle otro infarto”, dijo.

Carlos, que preside el club Destroyers, destacó las continuas llamadas telefónicas que ha recibido de amigos y dirigentes de los clubes de la División Profesional para solidarizarse con el duro momento que atraviesa la familia.

Comentarios