Escucha esta nota aquí

¿Una luz al final del túnel? El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), ratificado por el comité ejecutivo, Marcos Rodríguez, aseguró que está en análisis la convocatoria al congreso para la realización de las elecciones que permitan solucionar la crisis desatada por la sucesión de César Salinas en la presidencia.  El directivo adelantó que se reunirá con autoridades del Gobierno nacional para recibir el visto bueno y así realizar la reunión, pese a que en el país se mantiene la emergencia sanitaria por el coronavirus. 

“En el comité ejecutivo tenemos que analizar y llamar al congreso para realizar las elecciones y así podamos tener un presidente electo por todos”, dijo Rodríguez a DIEZ. Adelantó que una vez obtengan el aval de las autoridades del Gobierno fijarán la fecha del congreso federativo. 

Rodríguez indicó que ha conversado con el resto de los directivos del fútbol nacional porque existe la necesidad de que la FBF tenga un presidente “como lo establece la norma”. Según el Estatuto de la FBF, la convocatoria debe realizarse con 60 días de anticipación.

Sobre la resolución que destituye a Blanco del comité ejecutivo, admitió que, desde el martes 18 hasta el jueves 21, Blanco era el máximo representante del balompié nacional. “Claro, era él (Blanco, el presidente de la FBF) porque teníamos que obedecer el fallo. También teníamos que someternos al que dictó la Sala Constitucional Primera de La Paz, que autorizó  mi firma y hemos realizado los pagos que corresponden a la concentración de la selección”, indicó Rodríguez.

El dirigente pandino asegura que firma los cheques de la FBF, pero que existe una unidad financiera que lo guía. "Simplemente estamos trabajando de acuerdo a las necesidades de la federación”, aclaró.

Según Rodríguez, hasta el momento, la Conmebol y la FIFA no se han manifestado sobre el informe que elevaron ante estas instancias porque Blanco acudió a la justicia ordinaria.