Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero se llevó un susto antes del final del primer tiempo. Su arquero Rómel Quiñónez se descompensó mientras disputaba el partido frente a Always Ready, en el estadio Municipal de El Alto, y pidió su cambio. El tarijeño José Peñarrieta ocupó su lugar, de forma sorpresiva, frente a los millonarios.

Corría el minuto 25, Quiñónez se exigió para sacar un balón enviado por Marcos Ovejero -lo hizo con las puntas de los dedos- y después quedó tendido en el gramado. El cuerpo médico del equipo refinero lo atendió de inmediato, lo hizo reaccionar y lo retiró de la cancha.

Quiñónez se dirigió al banco de suplentes, pero ahí seguí mostrando fatiga y malestar. Se agarró la cabeza en varias oportunidades. La televisión hizo dar cuenta que el portero tuvo que ser asistido por un tanque de oxígeno. Mientras que el club informó que solo fue una "descompensación, nada grave". 

Quiñónez salió de la cancha muy afectado. Foto: APG

 

Comentarios