Escucha esta nota aquí

Ronaldo no se anda con chiquitas. Incluso antes de tomar posesión como nuevo propietario del Cruzeiro, el ‘Fenómeno’ ha sacado las tijeras y el látigo: no solo ha anunciado un recorte presupuestario para 2022 sino que ha decidido destituir al vigente entrenador, y con contrato en vigor, Vanderlei Luxemburgo.

Lo curioso de la historia es que Ronaldo había sido dirigido por 'Luxa' en dos cortos períodos de su carrera: en la selección brasileña y en el Real Madrid, donde el técnico carioca acumuló dos de los mayores y más significativos fracasos de su currículo.

Luxemburgo, que había renovado hace poco hasta diciembre de 2023, se ha mostrado "sorprendido" por el fulminante despido. Ronaldo no se ha manifestado, quien lo ha hecho es el Cruzeiro a través de un escueto comunicado en que afirma que "para ajustar las cuentas a la realidad presupuestaria del club, la directiva recibió instrucciones de no renovar con el cuerpo técnico actual, paralelamente se están realizando nuevas desvinculaciones en el departamento de fútbol".

Con Luxemburgo dejan el club, el auxiliar técnico, Maurício Copertino, el preparador físico Antonio Mello, y el director técnico Ricardo Rocha, excentral del Real Madrid y que coincidió con Ronaldo en la selección.

En los próximos días, la Raposa, que por tercera temporada consecutiva disputará la Serie B del Brasileirao, anunciará quien será el nuevo entrenador, un profesional de absoluta confianza de Ronaldo y la nueva administración.

La revolución de Ronaldo en el Cruzeiro es absoluta: el club se convierte en Sociedad Anónima de Fútbol; instaura un nuevo plan de saneamiento para hacer frente a una de las mayores deudas del fútbol brasileño, y ya ejecuta una limpieza a fondo de la estructura deportiva, que afecta desde los despachos, al banquillo y a la plantilla. /Sport

Comentarios