Escucha esta nota aquí

El fútbol boliviano arrancó el año al mismo ritmo que acabó la pasada temporada. La actividad es intensa como en el 2020 para poner fin al campeonato. Hoy, el movimiento tiene que ver con la renovación de los equipos para afrontar el 2021.

Tres de los cinco equipos cruceños cambiaron entrenador. Blooming y Real Santa Cruz habían hecho noticia en días pasados contratando a Eduardo Villegas y Néstor Clausen, respectivamente. El sábado fue Royal Pari, que eligió al argentino Cristian Díaz para sustituir a su coterráneo Miguel Ábrigo, que estaba a cargo de manera interina.

El equipo inmobiliario apuesta por un director técnico de experiencia y reciente éxito, que el año pasado logró el título con Wilstermann, y además llevó al aviador hasta octavos de final en la Copa Libertadores de América.

Royal Pari también aseguró los goles del brasileño Jefferson Tavares, ex Palmaflor, que se ubicó en el tercer lugar en la lista de artilleros de la temporada.

Talento para el albo

Real Santa Cruz empezó a moverse en el mercado de pases, y tras contratar al argentino Clausen, reforzó sus filas con el talentoso mediocampista cruceño Daniel “Vito” Saravia, volante ofensivo que destacó en Destroyers dos años atrás y que después pasó el anonimato tras una floja temporada en Sport Boys.

Blooming logró incorporar a un jugador de oficio en el ataque, el delantero Ricardo Pedriel, que llega de Wilstermann para reemplazar al argentino Gustavo Fernández, de escaso aporte. También sumó al volante Carlos Ribera, ex Real Santa Cruz, y al lateral Santos Navarro, ex Oriente Petrolero.

Por su parte, Oriente apostó a la experiencia del golero paraguayo Wilson Quiñónez, del volante colombiano Elkin Blanco, que viene del fútbol ecuatoriano, al mediocampista Gualberto Mojica, sin equipo desde fines de 2019, y Juan Pablo Aponte, ex lateral izquierdo de Wilstermann.

Guabirá incorporó al lateral volante Alan Mercado, y tiene la intención de recuperar al atacante Willam Álvarez, a préstamo en Wilstermann, para cubrir la plaza del argentino Alejandro Quintana, que emigró a Colombia.

Todo es dinámico. Quizá, al terminar esta nota, haya novedades.

Comentarios