Escucha esta nota aquí

Royal Pari visitó a Municipal Vinto con el objetivo de lograr su segunda victoria consecutiva en el torneo Apertura de la División Profesional, pero retorna con las manos vacías tras perder por 1-0. Un autogol del arquero Jorge Araúz hizo que el benjamín de la categoría se quede con las tres unidades. El encuentro se disputó en el estadio Félix Capriles, la tarde de ayer.

La primera sensación con peligro de gol se dio a los 8 minutos a favor del equipo local. La protagonizó el volante brasileño Thiago dos Santos, que tras recibir un pase dentro de la media luna sacó un potente disparó que se fue por sobre el travesaño.

La respuesta del equipo inmobiliario llegó 4 minutos después con un remate desde fuera del área de Pedro Siles, que pasó a escasos centímetros del travesaño.

Cuando se cumplía la media hora de juego, otra vez el brasileño Dos Santos protagonizó una jugada individual para crear peligro de gol. Escapó desde media cancha y antes de ingresar al área disparó con fuerza y la pelota se fue cerca del palo derecho defendido por el arquero Jorge Araúz.

El partido mejoraba como espectáculo en la recta final del primer tiempo, ya que el cuadro cruceño también se animó y tuvo la posibilidad de inaugurar el marcador primero con David Ribera, que hizo estrellar su remate en un defensor, y luego con Iker Hernández que tomó el rebote y su disparo se fue arriba.

En el segundo tiempo se mantuvo la misma tónica, los dos equipos mostraban vocación ofensiva, aunque pocos argumentos para llegar con claridad sobre el arco rival y por eso apelaban a remates de media distancia.

El gol llegó en el minuto 80. Un pelotazo desde el sector izquierdo fue cabeceado por Erick Vásquez y el balón no buscó la red, pues pegó en el poste derecho y se iba con dirección a la línea frontal del área, pero la mala fortuna del guardameta Jorge Araúz hizo que la pelota le pegue en la espalda y que la meta en su propia portería.

El empate pudo llegar a los 91’ tras una pared que fabricaron Pedro Siles y Damián Lizzio. Siles envió un tiro cruzado y Rodrigo Vargas, que ingreso en el segundo tiempo no llegó oportunamente para empujarla y tras esa acción el partido finalizó con el marcador 1-0 a favor del cuadro de Quillacollo.

El árbitro del compromiso fue el chuquisaqueño Ángel Flores que estuvo asistido en las líneas por su coterráneo Edwar Saavedra y del beniano Jesús Antelo.