Escucha esta nota aquí

Rubén Tufiño, que formó parte de la selección nacional que fue subcampeona en la Copa América que se organizó en Bolivia en 1997, admite que la Verde sigue sin demostrar contundencia en la presente eliminatoria mundialista, pero considera que más allá de los resultados adversos no es pertinente cambiar de entrenador.


“El panorama no es alentador y por lo que se ve está muy difícil de llegar a una clasificación. Estamos jugando mejor de visitantes, pero de local no lo podemos hacer. Hemos dejado puntos importantes en La Paz, que de haber ganado, la realidad fuera diferente. No veo una selección nacional diferente y que convenza futbolísticamente, pero pese a este mal momento no comparto la opinión de los que piden cambio de entrenador. Lo mejor es mantenerlo hasta el final y después sacar conclusiones. Está claro que los resultados no ayudan ahora, pero tampoco conviene hacerlo por lo que puede significar el costo de una rescisión y la FBF no creo que esté dispuesta a cubrirlo”, sostuvo Tufiño, quien fue bicampeón con Blooming en 1998 y 1999.

Según Tufiño, los llamados a mejorar el fútbol boliviano son quienes dirigen las asociaciones y los clubes de la División Profesional.

“Se necesitan buenas divisiones menores y condiciones de trabajo como buenas canchas y entrenadores capacitados. Además, se debe programar una competencia como mínimo de nueve meses en el año. Nos falta competir. Es la forma de sacar nuevos jugadores bien preparados. En estos momentos es corto el universo de jugadores nacionales para tantos equipos en el campeonato. Por eso se eleva el costo del jugador nacional cuando un club quiere fichar refuerzos”, expresó.


Comentarios