Escucha esta nota aquí

Es todo o nada. Los jugadores de San José mantienen la huelga hasta que la dirigencia cumpla también con las deudas individuales retrasadas, más allá del sueldo de mayo que se abonó al 95 por ciento del equipo, hasta la fecha.

“Son temas individuales que deben darle solución. Tenemos comunicación constante con el presidente (Wilson Martínez) y él sabe porque se está manteniendo el paro”, mencionó Torrico. Se conoció que existen deudas con jugadores por primas, sueldos de meses anteriores, pasajes y de alojamiento.

La situación es un dolor de cabeza para el técnico chileno Miguel Ponce que condicionó su continuidad si no se logra entrenar hasta antes del partido contra Always Ready, el viernes en el estadio de Villa Ingenio (15:00). “Si no entrenamos hasta el día sábado ya no vuelvo a Bolivia”, mencionó molesto el transandino.

Los santos reducen a dos días de posible trabajo para enfrentar a Always Ready, en el césped artificial del estadio de Villa Ingenio en El Alto. El parate empieza pasar factura en la parte física y el juego en conjunto, algo que se notó en el último partido ante Real Potosí.

Comentarios