Escucha esta nota aquí

San José podría sufrir serias consecuencias si oficializa el próximo lunes su declaración en quiebra y ratifica su decisión de retirarse del campeonato a siete fechas de su final.

Aunque la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no se ha pronunciado sobre esta posible medida, se anticipó que al club orureño le depara la desafiliación y un proceso a sus actuales directivos en tribunales deportivos por haber interpuesto un amparo constitucional al comité ejecutivo de la Federación.

El concepto que maneja la FBF es que si un club se declara en quiebra significa que deja de existir, por lo tanto ya no puede formar parte del ente matriz del balompié nacional.

En lo deportivo también habrá cambios por el retiro del cuadro orureño del campeonato del fútbol profesional. La FBF estará obligada, por reglamento, a modificar la tabla de posiciones porque debe quintar puntos y goles a todos los partidos que jugó San José en las 23 fechas del torneo.

Comentarios