Escucha esta nota aquí

Una de las grandes sorpresas de la fecha 16 del torneo Apertura 2019 se dio en el estadio Hernando Siles. San José sorprendió a Bolívar al ganarle por 2-3 gracias a una gran actuación de Carlos Saucedo, que volvió a ser efectivo en el área rival. El ‘Caballo’ terminó marcando el gol decisivo a los 77’ luego de un perfecto centro de Sanguinetti. Los celestes desperdiciaron una inmejorable chance de treparse a la punta; jugaron un mal partido.

Bolívar no supo aprovechar la ventaja que consiguió a los 40 segundos de iniciado el juego, ya que en el primer ataque generado por Juan Carlos Arce y que continuó Marcos Riquelme, logró el 1-0 con un potente zurdazo de Hernán Rodríguez. Ese gol le dio al local un comienzo inmejorable que luego no supo aprovechar. Su rival, en cambio, reaccionó a tiempo, porque comenzó a presionar en el medio y a llegar con riesgo hacia Saidt Mustafá.

En esa primera parte el más peligroso fue Rodrigo Ramallo, que intentó de chilenita, de remate cruzado y hasta de derecha estrellando el balón en el parante del meta celeste. El despliegue de Didí Torrico y Sanguinetti desde el medio, le permitió a San José creer de que se podía y comenzó a arrinconar a su rival que se vio desconcertado, que no esperó, quizá, que su rival reaccionara tras el golpe antes del minuto.

Esas permanentes arremetidas iban a tener su fruto alos 45’, antes de que ambos se fueran al descanso. La jugada comenzó tras un tiro de esquina que Mustafá despejó corto con los puños y la pelota terminó pegándole en la espalda a Saucedo e introduciéndose en su portería. Fue el 1-1 merecido para los orureños.

En el complemento San José salió mejor, con mayor ímpetu, gracias a que copó el medio con Helmut Gutiérrez y Didí Torrico y que continuó presionando con Saucedo, Sanguinetti, Ramallo y Saucedo. De manera sorpresa la visita consiguió el 1-2 gracias a un gol de Jair Torrico (49’). Ese gol desacomodó en lo anímico a Bolívar y el rostro de los jugadores lo evidenciaba. De todas formas, logró igualar (2-2) a los 53’ gracias a la efectividad de Riquelme. Pero más allá del gol estaba claro el nerviosismo del local.

San José siguió firme pese a ese golpe y continuó con su fútbol de presión. Es cierto que a los 68’ se quedó sin Didí Torrico por un reclamo airado, pero no aflojó. Siguió firma atrás con Jorge Toco y Edemir Rodríguez y a partir de ahí creció. Fue entonces cuando a los 77’ Saucedo recibió un perfecto centro de Sanguinetti y de cabeza puso el 2-3 decisivo. Ese gol le dio otro impulso a la visita que a partir de ahí no hizo más que sostener un resultado ante la desesperación de rival. El resultado no se movió y San José festejó un triunfo clave en La Paz.

 

Sigue los detalles aquí:

Comentarios