Escucha esta nota aquí

El Liverpool y su técnico Jurgen Klopp está organizando una revolución en la plantilla de cara a la próxima temporada. El entrenador alemán está ansioso por cerrar algunos fichajes, pero para que eso sea una realidad, primero tiene que vender. Son las nuevas condiciones de la cúpula de Anfield tras la crisis del Covid-19.

Por eso ya hay seis jugadores que han sido puestos a la venta y por los cuáles le ingresaría una buena suma de dinero al club. Ellos son Shaqiri, Origi, Lovren, Grujic (prestado en el Hertha de Berlín), Harry Wilson (cedido en el Bournemouth) y Lallana. 

El que tendría una oportunidad más sería Naby Keita. El guineano, que costó casi 67 millones de dólares en el verano de 2018, solo ha aparecido en 9 partidos de la Premier League esta temporada. Klopp está dispuesto a darle un poco más de tiempo, aunque siempre que no llegue una suculenta oferta por él.

El Liverpool, que tiene en su mano el título de la Premier League, quiere aprovechar el tirón del éxito y luchar por todo en la próxima temporada. Hay que recordar que cayó en la Champions ante el Atlético de Madrid, para sorpresa de muchos ya que era el gran favorito.

Para ello, Klopp quiere reforzar el centro del campo. Le gusta el portugués Rubén Neves, que le aportaría toque y llegada en el centro del campo. También se encuentra en la mira el español, Adama Traoré. El futbolista destaca por su imponente físico y su habilidad de regate, siendo con su velocidad endiablada una pieza que encajaría a la perfección en los esquemas del técnico alemán. Esta doble operación le saldría a los reds unos 134 millones de dólares./(AS-18 JUN 2020)