Escucha esta nota aquí

La Premier League anunció este martes que en una primera serie de 748 test de detección al coronavirus, seis jugadores o miembros de los cuerpos técnicos de tres clubes diferentes han resultado positivos.

"La Premier League puede confirmar hoy que 748 jugadores y miembros de los cuerpos técnicos fueron controlados al coronavirus el domingo 17 de mayo y el lunes 18 de mayo. De estas muestras, seis dieron positivo, procedente de tres clubes", explicó el organismo.

"Los jugadores o miembros de los cuerpos médicos controlados positivos van a auto-aislarse durante siete días", añadió el organizador del campeonato inglés, que no precisó los nombres de los afectados ni el de los clubes a los que pertenecen.

Dado que hay 512 futbolistas profesionales en Inglaterra, los 748 test representan probablemente la totalidad de los planteles y los cuerpos técnicos.

Estos resultados se conocen al día siguiente que los 20 clubes de la Premier votaron el lunes a favor de reanudar los entrenamientos en pequeños grupos, manteniendo las reglas de distanciamiento social.

Los clubes, no obstante, esperan poder pasar a los entrenamientos colectivos y con contacto para mantener la idea de reanudar la temporada a finales de junio.

Como comparación, en Alemania se registraron 10 positivos, aunque el número de controles fue mucho mayor (1.724 jugadores y técnicos de los clubes de las dos categorías profesionales).

El Reino Unido, no obstante, es el país europeo más afectado por la pandemia del nuevo coronavirus. El regreso a los entrenamientos, incluso en pequeños grupos, ha levantado reticencias, sobre todo entre los jugadores.

El delantero y capitán del Watford Troy Deeney anunció este martes que rechaza el volver a los entrenamientos de su club.

 "Mi hijo de cinco meses tiene dificultades respiratorias. No quiero volver a casa y ponerlo en peligro", explicó el jugador.

"Vamos a estar controlados y estaremos en un ambiente muy seguro, pero será suficiente que haya una sola persona (contaminada) en el grupo. No quiero traer eso a casa", argumentó, criticando las incoherencias.

"No podré ir al peluquero antes de mediados de julio, ¿pero puedo juntarme con 19 personas en el área para disputar un balón aéreo? No veo cómo eso puede funcionar", explicó.