Escucha esta nota aquí

Otra parada complicada para la selección nacional en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, que hasta el momento solo le ha traído frustraciones. La Verde, que suma tres derrotas consecutivas, visitará este martes (19:00) a Paraguay, por la cuarta fecha de la clasificatoria. El partido será en Asunción, una ciudad en la que en las nueve visitas que hizo Bolivia por eliminatorias no consiguió sumar ningún punto.

Con lo mostrado hasta la fecha, la selección tendrá que mejorar bastante en su producción para apostar a llevarse al menos un punto del Defensores del Chaco. Para evitarse otro papelón deberá mostrar una defensa sólida, que ha sido la zona más endeble en los tres encuentros que jugó ante rivales que desnudaron sus falencias. Perdió de visitante contra Brasil (5-0) y de local ante Argentina (1-2) y Ecuador (2-3).

“Esperemos que para este partido las cosas sean diferentes, y logremos un triunfo que es lo que la gente espera. Ante Ecuador mejoramos, pero no pudimos ganar. Ahora espero que se den las cosas y así celebremos todos”, sostuvo Marcelo Martins, uno de los fijos en el esquema del entrenador de Bolivia, César Farías. El ‘Matador’ agregó que espera que el fútbol se reanude lo antes posible en el país para que los jugadores agarren ritmo, que es importante.

Una Verde con cero unidades tendrá a un rival que no sabe de derrotas, y que suma 5 puntos, con dos empates y un triunfo. De local igualó con Perú (2-2) y luego le ganó de visitante a Venezuela (0-1) y le ‘robó’ un punto en Buenos Aires a la poderosa Argentina, de Leo Messi. Con esos resultados positivos ante rivales difíciles, los dirigidos por Eduardo Berizzo buscarán una victoria ante una débil Bolivia.

Eso sí, el técnico ha dejado en claro que en estas eliminatorias no hay nada fácil. “Esperamos un rival peligroso, con un entrenador (Cesar Farías) con experiencia que intentará cerrarnos los caminos, hacer del partido que su plan se imponga, así que estaremos en guardia, alertas”, dijo.

Cambios

En relación con el partido que Bolivia perdió ante Ecuador, Farías realizará algunos cambios, uno de ellos será el ingreso de Ronny Montero por Gabriel Valverde, de bajo nivel en el anterior enfrentamiento. Con Montero la selección ganará solidez en el juego aéreo, clave para enfrentarse a Paraguay, con jugadores que saben ir muy bien por arriba. La posición de zaguero central también la disputa José María Carrasco, que fue uno de los futbolistas que se quedaron entrenando en Santa Cruz, a la espera de este enfrentamiento.

Por el lateral izquierdo se mantendrá Enrique Flores, que tiene bastante juego ofensivo. La defensa la completarán Óscar Ribera y Adrián Jusino. En el arco no se mueve Carlos Lampe, uno de los que ha evitado que las derrotas hayan sido más abultadas.

Un poco más arriba la apuesta es por Boris Céspedes, que acompañará a Leonel Justiniano y Erwin Saavedra. Con los tres se busca contar con un volante fijo, Justiniano, y dos de marca y salida, Céspedes y Saavedra, que apoyarán en el juego ofensivo. Juan Carlos Arce se encargará de ser el nexo con los dos atacantes. El ‘Conejo’, que fue uno de los mejores en la derrota contra Ecuador, apoyará a Marcelo Martins y Gilbert Álvarez. Este último ocupará el lugar de Víctor Ábrego.

Posibles alineaciones

Bolivia: Carlos Lampe; Óscar Ribera, Adrián Jusino, Ronny Montero, Jorge Flores; Leonel Justiniano, Erwin Saavedra, Boris Céspedes, Juan Carlos Arce; Gilbert Álvarez y Marcelo Martins

Paraguay: Antony Silva; Alberto Espínola, Fabián Balbuena, Gustavo Gómez y Junior Alonso; Mathías Villasanti, Ángel Cardozo Lucena, Óscar Romero y Gastón Giménez; Antonio Sanabria y Ángel Romero.