Escucha esta nota aquí

Según Rolando Aramayo, miembro del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a San José le depara, con su decisión de abandonar el campeonato, el descenso de categoría y seguirá arrastrando su deuda sin en caso se mantiene como afiliado de la Federación.

De no pagar sus deudas, añade el directivo, corre el riesgo de seguir descendiendo en la estructura de la Asociación Orureña de Fútbol.

¿Qué pasará con la ausencia de San José en lo que resta del campeonato de la División Profesional?  

“Reglamentariamente, a todo equipo que abandona el campeonato se le debe descontar todos los puntos obtenidos; se le anulan los goles convertidos, los recibidos y los puntos que ganó y le han ganado. Es decir, queda como si no hubiese participado del torneo y desciende de categoría”, explicó Aramayo.

En las próximas horas, la FBF se pronunciará sobre el tema. Esto incluye el anuncio de una replanteada tabla de posiciones del campeonato.

Comentarios