Escucha esta nota aquí

No hubo reacciones tras la apertura de sobres de la segunda licitación de la Federación Boliviana de Fútbol, ganada por la empresa Telecel S.A. al ser la única participante del evento.

No se manifestó el comité ejecutivo de la FBF y tampoco lo hicieron los clubes oficialistas ni los opositores, aglutinados en el G 6, integrado por Bolívar, Blooming, Oriente Petrolero, Wilstermann, Guabirá y Royal Pari.

Asimismo, no expresó su opinión el presidente de Bolívar, Marcelo Claure, quien revolucionó la cesión de los derechos de televisión al ofrecer 40 millones de dólares por cuatro años, y que habitualmente se expresa a través de su cuenta de Twitter sobre distintos temas.

El comité ejecutivo mostró fisuras a raíz de la decisión del nuevo presidente de la entidad, Fernando Costa, porque algunos de sus integrantes respaldaban la licitación que se llevó a cabo en agosto pasado, que favoreció a Sport TV Rights.

Telecel realizó una oferta de 48.650.000 dólares, la misma que incluye la implementación del VAR (video arbitraje), de acuerdo a lo revelado el viernes tras la apertura de sobres realizada en la ciudad de Cochabamba.

Con el monto señalado pretende adjudicarse los derechos de TV de la División Profesional y División Aficionados del fútbol boliviano.

El monto ofertado por Telecel supera en apenas dos millones de dólares a lo ofrecido por Sport TV Rights en la anterior licitación de la FBF, convocada en agosto pasado, y que ascendió a 46.530.000 dólares.

El siguiente paso, de acuerdo al programa de licitación, la documentación pasará a la Comisión Calificadora para su revisión, y una vez realizado esto, se transferirá al Comité Ejecutivo de la FBF para su posterior análisis.

Sin embargo, la adjudicación de los derechos de TV del fútbol boliviano por la gestión 2021-2024 está sujeta a dos cosas, a lo que dictamine la justicia ante el reclamo de STVR para que la FBF reconozca sus derechos al haberse impuesto en la licitación anterior; y a si la misma STVR decide hacer uso de su derecho preferente.

El derecho preferente lo obtuvo en 2016 al aumentar en 1 millón de dólares el contrato de la gestión 2017-2020. STVR podría no hacer uso de esa cláusula porque la FBF no respetó los resultados de la licitación anterior.

La FBF tiene pendiente con Sport TV Rights el pago de 168 partidos, un torneo completo de 2020, que no se pudo disputar debido a la pandemia del coronavirus.

Comentarios